Mayo 17, 2017

La princesa de Japón renuncia a sus títulos para casarse con un plebeyo

La princesa japonesa Mako, nieta mayor del emperador Akihito, dejará su condición real para casarse con un plebeyo. La misma, visitó Paraguay en setiembre del 2016.

La princesa japonesa Mako. Foto: Ap

El afortunado es su ex compañero de universidad. Mako tiene 25 años y el próximo año tiene prevista su boda con el amor de su vida, pues de no ser así, no dejaría su posición real.

La legislación japonesa establece que, si quieren conservar sus derechos y deberes como miembros de la familia imperial, las mujeres deben casarse con alguien de orígenes reales. De lo contrario, pierden su estatus. Así, la princesa Mako de Akishino pasará a ser simplemente Mako Komuro. La casa imperial no se pronunció al respecto, según El País de España.

El futuro marido de la princesa, Kei Komuro, fue interpelado por los periodistas este miércoles frente al despacho de abogados en el que trabaja en Tokio. "No es el momento de hacer comentarios, pero hablaré cuando sea oportuno", afirmó.

Mako, hija del príncipe Fumihito, se graduó en la Universidad Cristiana Internacional, tiene un máster de la Universidad de Leicester y estuvo trabajando como investigadora en un museo. Dentro de un año previsiblemente perderá todos sus derechos como miembro de la familia imperial y cambiará radicalmente de vida.

La noticia avivó en Japón el debate acerca de la menguante familia imperial. La ley sí permite que los hombres se casen con plebeyas. El príncipe heredero Naruhito lo hizo y mantiene su estatus y sus títulos. Su hermana, la princesa Sayako, los perdió en 2005 al contraer matrimonio con un funcionario del Ayuntamiento de Tokio.

Fuente: EFE
Compartir en Whatsapp
ESTO PASÓ POR TELEFUTURO