La razón que lleva a Nueva Zelanda a cambiar su bandera

14 de agosto de 2015

Muchos la consideran desfasada y demasiado similar a la australiana. El gobierno pidió propuestas al público. Y ya hay 40 proyectos finalistas.

Compartir

Nueva Zelanda estudia cambiar su bandera. Pero está dispuesta a escuchar propuestas. Para eso el gobierno pidió al público a proponer ideas. El resultado: se presentaron más de 10.000 diseños, que un comité especial redujo a 40 finalistas.

Pero ¿Por qué cambiar?

Muchos neozelandeses consideran que la bandera actual está desfasada y es demasiado similar a la australiana. Muestra la Union Jack británica en la esquina superior izquierda, una alusión a un pasado colonial que muchos neozelandeses querrían dejar atrás. En ocasiones, Nueva Zelanda se ve a la sombra de Australia, su vecina más grande, y tener banderas casi idénticas sólo alimenta ese problema.

Sin embargo, muchos ciudadanos quieren conservar su insignia actual. Son los veteranos que lucharon bajo ella y sienten una vinculación especial. Otros simplemente no ven necesidad para el cambio o creen que el proceso es una costosa maniobra del primer ministro, John Key, para distraer la atención de temas más importantes.

Casi todos los 40 proyectos finalistas incluyen uno de tres elementos clave, o una combinación de ellos: el koru, el helecho plateado y la Cruz del Sur.

El koru es un símbolo en forma de espiral empleado con frecuencia en el arte indígena maorí, y representa un brote de helecho que se extiende. También tiene significados metafóricos, como el movimiento perpetuo y el ciclo natural de la vida. Aparece en muchos lugares, desde diseños de tatuajes al logotipo de Air New Zealand.

Por su parte, el helecho plateado es el koru extendido. En los bosques neozelandeses hay helechos nativos, y el plateado destaca por su llamativo aspecto. Más aún que el koru, se ha convertido en un símbolo nacional y lo llevan muchas de las selecciones deportivas del país, incluido el adorado equipo de rugby All Blacks.

La Cruz del Sur es una llamativa constelación de estrellas visible desde el hemisferio Sur. A diferencia del koru y el helecho plateado, la Cruz del Sur aparece en la bandera actual.

Al presentar los modelos finalistas, el comité del gobierno explicó sus criterios en una carta abierta:

"Una gran bandera debe ser distintiva y tan sencilla que pueda dibujarla un niño de memoria. Una gran bandera es atemporal y comunica de forma rápida y potente la esencia del país que representa. Una bandera debe tener suficiente dignidad como para ser apropiada en todas las situaciones en que los neozelandeses puedan verse representados. Debe comunicar a todos los kiwis".

Algunas personas temen que los 40 diseños sean demasiado similares o les falte ambición artística. Una columna satírica en el periódico The Sydney Morning Herald titulaba "Nueva Zelanda tiene 40 ideas para una nueva bandera... y son terribles''. Además, muchos neozelandeses han criticado también el costo del proceso para el contribuyente:17 millones de dólares estadounidenses.

El comité que selecciona la bandera elegirá cuatro diseños finales para mediados de septiembre. Entonces, los neozelandeses votarán sus favoritos en un referéndum en noviembre.

Pero incluso entonces, el cambio no es en absoluto seguro. Una vez elegida una opción preferida, se enfrentará a la actual en un segundo referéndum el próximo marzo. Sólo entonces decidirán los ciudadanos si adoptan una nueva bandera.

Fuente: AP / clarin.com

Compartir

Más notas: