Polémica por cambio en políticas de privacidad de Spotify

21 de agosto de 2015

La nueva versión del software recogerá información de contactos, fotos o datos de medios y ubicación del usuario para mejorar el servicio y desarrollar nuevas ofertas.

Compartir

La plataforma de música Spotify quiere saber más de sus usuarios, y para ello propone personalizar el acceso a fotografías y ubicación, según se señala en la nueva versión de la política de protección de datos que los clientes tienen que aprobar para poder seguir usando del servicio. 

"Con su aprobación recogeremos informaciones que tienen guardadas en sus dispositivos móviles, como los contactos, las fotos o datos de medios", reza el comunicado de la compañía. 

La empresa sueca está interesada también en los datos de localización. Independiente de los ajustes "podemos ofrecer informaciones sobre el lugar donde se encuentra a través, por ejemplo, de los datos de GPS u otras formas de localización de los dispositivos móviles (como el Bluetooth)". Otros usuarios de los servicios de Spotify podrían dar información sobre el lugar donde uno se encuentra. 

Se recogen las informaciones de sensores, como "datos sobre la velocidad del movimiento (del usuario), por ejemplo, o si corre o si se está desplazando". Además, Spotify ofrece acompasar el ritmo de la música al ritmo de una persona que corre, algo que no se puede realizar sin acceso a los datos de los sensores. 

Con los nuevos datos, Spotify quiere mejorar el servicio para los usuarios y desarrollar nuevas ofertas, según aclaró la compañía en una entrada de su blog, en la que explica la nueva normativa. 

La personalización de la elección de canciones está considerada como una de las claves del éxito del futuro de este servicio de música. La idea es que de entre los millones de títulos que se puedan presentar al usuario se haga una selección acorde con el momento del día, su ubicación, su ocupación o incluso su estado de ánimo. Y para ello la empresa tiene que saber lo máximo posible del cliente. 

Spotify está considerado el servicio de música en streaming líder en el mercado. Cuenta con 75 millones de usuarios, de los cuales 20 millones son clientes que pagan un abono. Pero en los últimos tiempos ve cómo crece la competencia: desde finales de junio Apple también se ha lanzado a ese negocio con un servicio similar. Durante el primer mes consiguió 11 millones de usuarios en el periodo de prueba que todavía dura. 

En el anuncio del cambio, Spotify asegura que para compartir la ubicación, las fotos y los datos de contactos tendrá que contar con el permiso del usuario, o informarle de que puede desconectarlo. La protección de datos y la seguridad de los mismos tienen máxima prioridad. 

Fuente: latercera.com

Compartir

Más notas: