Correos electrónicos de Hillary Clinton eran clasificados desde el inicio

21 de agosto de 2015

Portavoces de Clinton declinaron responder preguntas, pero la ex funcionaria y su equipo sostienen que no manejó mal ningún tipo de información.

Compartir

Durante meses, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha respaldado a su ex jefa Hillary Clinton mientras ella aseguraba reiteradamente que no envió ni recibió información clasificada en su cuenta privada de correo electrónico, una práctica que el Gobierno prohíbe.

Aunque el Departamento ahora está catalogando decenas de correos electrónicos difundidos públicamente como "clasificados", la oficina afirma que esto no es evidencia de que la ex funcionaria haya quebrado las normas.

Estos sellados son nuevos, afirma, y no implican que la información estuviera clasificada cuando Clinton, quien encabeza la carrera demócrata hacia las elecciones presidenciales de 2016, la envió o recibió.

Pero los detalles incluidos en esos sellos de "clasificados" -que llevan una serie de fechas, cartas y números que describen la naturaleza de la clasificación- parecen minar esta cuenta, según encontró un examen de los correos electrónicos y de las regulaciones relevantes.

Las nuevas clasificaciones indican que algunos de los correos electrónicos de Clinton de su época como la principal diplomática del país están repletos de un tipo de información que el Gobierno estadounidense y las mismas regulaciones del departamento automáticamente consideran clasificados desde el inicio, más allá de haber sido marcados o no de esa manera.

En la pequeña fracción de correos electrónicos difundidos hasta el momento, se ha encontrado al menos 30 cadenas de correos de 2009, que representan decenas de correos individuales, incluyendo lo que los mismos sellos de "clasificado" del Departamento de Estado ahora identifican como "información exterior del gobierno".

El Gobierno estadounidense define esto como cualquier información, escrita o hablada, provista en confianza a funcionarios de Estados Unidos por sus pares extranjeros.

Este tipo de información, que el departamento dice que Clinton tanto envió como recibió en sus correos electrónicos, es el único tipo que debe ser considerado como clasificado, en parte para proteger la seguridad nacional y la integridad de las interacciones diplomáticas, según regulaciones estadounidenses.

Los descubrimientos podrían sumar algunas preguntas a las que Clinton ha estado enfrentando sobre su apego a las normas en lo que respecta a información sensible del Gobierno.

Portavoces de Clinton declinaron responder preguntas, pero la ex funcionaria y su equipo sostienen que no manejó mal ningún tipo de información.

"No envié material clasificado y no recibí ningún material que fuera marcado o designado clasificado", dijo Clinton a periodistas el martes en un evento de campaña en Nevada.   

Fuente: latercera.com

Compartir

Más notas: