Descubren que planetas como Júpiter pueden formarse en estrellas muy jóvenes

9 de septiembre de 2015

Astrónomos detectaron uno de los llamados «Júpiter calientes» en una estrella de entre 1 y 3 millones de años. Cientos o miles de veces más joven que la mayoría de las estrellas conocidas.

Compartir

La estrella V830 Tau, en la constelación de Tauro, a 450 años luz de la Tierra, es mucho más joven que el Sol. Tiene sólo entre 1 y 3 millones años, pero cerca de ella ya hay un planeta en formación: un “Júpiter caliente”, llamado así por su tamaño y similitud con el planeta del Sistema Solar, pero ubicado mucho más cerca de su estrella.

Si bien, los astrónomos teorizaban sobre la posibilidad de que los planetas de este tipo se formaran en etapas tempranas de la vida de una estrella, nunca lo habían detectado, hasta ahora, con el descubrimiento realizado por el equipo internacional MaTYSSE.

"Lo que es nuevo y emocionante, es la juventud de la estrella anfitriona. Es muy joven. Se trata de una estrella bebé, en la primera infancia estelar", dice François Menard, director de la Unidad Mixta Internacional Franco-Chilena de Astronomía (UMI-FCA), asociada a la U. de Chile. "La velocidad de formación de un planeta es probablemente la misma entre V830 Tau y otros planetas. Pero V830 Tau es más joven y nuestros resultados demuestran que para 1 a 3 millones de años (de formada la estrella), los planetas gigantes ya están formados", agrega.

La gran mayoría de los planetas conocidos hoy son planetas viejos, encontrados en sistemas extrasolares donde la estrella es madura y el disco donde los planetas se han formado se ha disipado tiempo atrás, tal como el Sistema Solar. "Esto es muy bueno, pero no contiene toda la información detallada que necesitamos para comprender cómo se formaron estos planetas, y en particular cuándo y dónde se formaron en sus discos (cerca de la estrella o lejos de ella)", dice Menard.

El programa MaTYSSE estudia estrellas muy jóvenes, usando una técnica llamada espectro-polimetría y muchas observaciones tomadas en noches consecutivas, buscando medir la presencia de puntos en la superficie de las estrellas.

Por V830 Tau, por ejemplo, ahora se piensa que este planeta se ha formado muy cerca de su estrella central, lo que podría resolver una pregunta que los astrónomos tenían desde el descubrimiento del primer “Júpiter caliente”: 51 Peg b. 

"Creemos que los planetas gigantes como Júpiter deben haberse formado temprano, porque tienen mucho gas, pero no sabemos qué tan temprano", dice. Para el Sistema Solar, las mejores indicaciones muestran que Júpiter podría haberse formado durante los primeros 5 millones del Sol, y posiblemente antes. Este descubrimiento indica que incluso podría ser entre los primeros 1 y 3 millones de años. "Si confirmamos esto, indicaría que los planetas gigantes gaseosos se forman muy temprano, incluso más temprano de lo que pensábamos", señala Menard.

Fuente: latercera.com

Compartir

Más notas: