El primer anillo de pago sin contacto del mundo

29 de septiembre de 2015

«Kerv» integra a la perfección la forma con la funcionalidad, creando una pieza hermosa y utilizable de tecnología que se puede llevar, que de forma única, tiene el aspecto y tacto de algo que tan solo parece un dispositivo tecnológico

Compartir

Este increíble anillo resistente al agua y que no requiere cargar su batería. No necesita un 'smartphone' conectado cerca. Funciona acercándose a un terminal de pago. 

Las cantidades que pueden pagarse están restringidas a un máximo de 25 euros, que se configurarán directamente desde la cuenta bancaria, recargando el anillo cuando se quede sin saldo. Para proteger al portador, Kerv sólo efectuará el pago sin contacto en un radio muy pequeño, tratando de evitar transferencias no intencionadas.

El anillo no sólo podrá utilizarse para pequeñas compras sino para dejarte las monedas en casa al coger el metro. Kerv será compatible con redes de transporte de todo el mundo, que permitirán pagar el trayecto acercando el dispositivo al sensor de tarjetas.

El dispositivo está hecho de cerámica de zirconia, es ligero, hipoalergénico y, como ya se ha explicado, resistente al agua. El precio estimado de venta será de 49,99 libras (450.000 guaraníes) aunque demás, los creadores de esta tecnológica joya están ofreciendo diez tamaños diferentes, ajustándose a las medidas más populares de anillos vendidas.

El anillo acaba de aterrizar en Kickstarter y ya ha alcanzado más de 32.000 libras y 755 patrocinadores. Aún quedan 27 días más para alcanzar el objetivo: (123.000 dólares)

Compartir

Más notas: