Sonda de la Nasa estudiará el primer océano extraterrestre

27 de octubre de 2015

Cassini realizará mañana un acercamiento histórico a Encélado, la luna helada de Saturno. El satélite tiene un océano bajo el hielo y es uno de los principales candidatos para encontrar vida.

Compartir

“Será la primera muestra de un océano fuera de la Tierra”, dijo Curt Niebur, científico del programa Cassini de la Nasa, la sonda que este miércoles tendrá su mayor acercamiento a Encélado, la luna helada de Saturno.

Tras diez años de estudiar el satélite, Cassini quedará a 49 kilómetros de su superficie y podrá analizar los géiseres que afloran de ella, buscando moléculas que puedan indicar un ambiente favorable para la vida como la conocemos.

“Nunca hemos llegado tan profundo en la pluma antes, y las mediciones que queremos hacer sólo pueden ser realizadas a la baja altitud de este sobrevuelo. Sólo tenemos dos sobrevuelos más antes de que termine la misión Cassini, así que esta es la última oportunidad de obtener estas mediciones”, indica Niebur a La Tercera.

Dichos datos ayudarán a confirmar que la actividad hidrotermal está ocurriendo dentro de Encélado y a comprender esa actividad. “Buscaremos moléculas orgánicas grandes que no pueden ser levantadas a la altura de los anteriores sobrevuelos. Encontrar esto nos diría mucho sobre la potencial habitalidad del océano de Encélado”, agrega.

Es importante “para ver qué tan cercanas son las condiciones en el océano bajo el hielo de las que tenía el océano de la Tierra primitiva cuando la vida se formó ahí”, señala Hunter Waite, investigador líder del equipo que maneja el instrumento que realizá el análisis (Inms) en el Southwest Research Institute (Swri), en San Antonio (Texas). 

Lo conocido

Jonathan Lunine, científico de la misión en la U. de Cornell, indica que “cada medición que Cassini ha hecho en Encélado, su pluma y su alrededor, favorece un medioambiente habitable dentro de ella”.

Hasta ahora Cassini ha descubierto sales en las partículas de las plumas de hielo que sobresalen en el polo sur, lo que indica que hay agua líquida en el interior. Detectó moléculas orgánicas de metano y otros compuestos; evidencia de un océano global bajo la superficie congelada; pequeñas partículas de silicio en las inmediaciones, que indican que un sistema hidrotermal circulando a través de la roca; y elevadas temperaturas en las grietas de donde salen los chorros.

“Cassini ha hecho muchos sobrevuelos por Encélado y varios a través de los géiseres, el de este miércoles es simplemente el más profundo y este, esperamos, el más revelador”, enfatiza Lunine.

El muestreo actual, explica Waite, no pretende encontrar vida directamente. “El espectrómetro de masas de iones (el instrumento que realizará el análisis) busca en el gas, no en las partículas de hielo. Estamos buscando gases, como el hidrógeno molecular que indica actividad hidrotermal que vemos en los océanos de la Tierra, en lugares como la Ciudad Perdida en el Atlántico” (un campo hidrotermal en medio del océano).

“No esperábamos saber absolutamente ninguna de las cosas que ahora sabemos antes de sobrevolar Encélado. ¡Quién sabe qué encontraremos en este sobrevuelo!”, dice Niebur.

De acuerdo al investigador, tomará meses analizar los datos de estas mediciones, por lo que no podrán comprobar si hay moléculas orgánicas por un tiempo. “Si las encontramos tendremos una mejor comprensión de qué tan habitable podría ser Encélado. Una prioridad para la Nasa es buscar vida fuera de la Tierra y si los datos sugieren que el océano bajo Encélado es un medioambiente nutritivo para la vida, entonces claramente necesitamos explorar más. Desafortunadamente sólo queda un sobrevuelo más tras éste y se enfocará en hacer mediciones termales de la superficie. Dependiendo de los resultados, podríamos necesitar comenzar a pensar en la siguiente misión”, asegura.

Fuente: latercera.com

Compartir

Más notas: