El científico que promete "resucitar" al primer humano en 2045

1 de diciembre de 2015

Utilizando sensores, inteligencia artificial y nanotecnología, la empresa Humai afirma que podrá traspasar los pensamientos de un cerebro a un chip con «personalidad».

Compartir

Brazos robot, implantes que mejoran los sentidos, sensores bajo la piel o tatuajes que pueden detectar enfermedades. Con el paso del tiempo, la rama de la bíotecnología se está haciendo cada vez más presente, buscando formas de ampliar las capacidades del cuerpo e incluso vencer a la muerte.

Sin embargo, para quienes no logren vencer esa última barrera existe una "segunda oportunidad": Es la que ofrece la compañía Humai, que promete de aquí a 30 años, traer de vuelta del reino de los muertos al primer ser humano. 

"Actualmente estamos utilizando la inteligencia artificial y la nanotecnología buscando almacenar datos de patrones de comportamiento, tipos de diálogos, procesos de pensamiento y datos de cómo funciona realmente nuestro cuerpo. Esta información se codificará en múltiples tecnologías de sensores, que posteriormente serán integradas en un cuerpo artificial con el cerebro de un ser humano fallecido”, explican en su página web.

Según el director y fundador de Humai, Josh Bocanegra, el primer paso es seleccionar a los voluntarios correctos para tal emprendimiento. Así, se almacenará la información relativa a su vida, sus rutinas, gustos, sueños, y antes de morir (supongamos una muerte natural) su cerebro será congelado para después, implantar un chip con su "personalidad" en un nuevo cuerpo artificial, que a su vez será controlado por el huésped mediante ondas cerebrales del mismo modo que hoy se dispone de prótesis avanzadas.

Para ello, Bocanegra apuntó a la utilización del software de inteligencia artificial llamado "Soul" (Alma), que tendrá la misión de replicar la voz y la personalidad del "resucitado".

"Pienso en hacer de la muerte algo opcional. Personalmente, no puedo imaginar por qué alguien querría morir, aunque respeto sus deseos”, indicó Bocanegra. La idea es "contribuir a la experiencia humana, haciendo la muerte más fácil de aceptar", añadió. 

En estos momentos, el equipo de investigadores se compone de cinco personas divididas en distintas labores, como nanotecnología, sensores, biónica, inteligencia artificial e incluso un "embajador", que tiene la misión de dar a conocer el objetivo de la compañía y buscar potenciales inversores. Aún no se tienen claros los costos, el tiempo ni más detalles del insólito procedimiento.

Los otros proyectos 

Independiente de todos los cuestionamientos, éticos, tecnológicos o económicos, no se trata del primer procedimiento relacionado. Al menos cinco multimillonarios se encuentran buscando diversas formas de mantenerse vivos por la eternidad, también tenemos el caso de personas criogenizadas que esperan ser devueltas a la vida cuando la medicina haya avanzado lo suficiente e incluso, ya existe fecha para el primer "trasplante de cabeza" (o de cuerpo), que buscará ofrecerle a su propietario, un ruso de 30 años con una grave enfermedad degenerativa, una mejor oportunidad. 

Fuente: latercera.com

Compartir

Más notas: