Te contamos de qué trata la tendencia del nacimiento lotus

27 de mayo de 2016

Una de las prácticas más comunes que se realiza en el momento de un parto, es el de cortar el cordón umbilical del bebé. Sin embargo, existe una tendencia que con el tiempo se ha ido masificando, llamado nacimiento Lotus, que busca aprovechar al máximo las ventajas de la placenta.

Compartir

Básicamente, consiste en no cortar el cordón umbilical, para dejar al bebé unido con la placenta hasta que ésta se desprenda de manera natural, lo que puede ocurrir ente 3 y 10 días después del nacimiento.

Lo que para muchos puede parecer algo impensado, para algunas mujeres es la manera ideal de que su hijo recién nacido pueda recibir nutrientes y oxígeno.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), “un retraso de entre 30 y 120 segundos en el pinzamiento del cordón umbilical parece estar asociado con una menor necesidad de transfusión de sangre y con una reducción de la hemorragia intraventricular”.

Quienes apoyan esta práctica, sostienen que la separación del recién con la placenta se debiera dar de manera natural.

Además, aseguran que el tiempo que el bebé pasa conectado a la placenta, le permite recibir mayor cantidad de nutrientes y de células madre, lo que a su vez favorece la inmediata vinculación afectiva con su madre.

Según consignó el periódico británico The Daily Mail, algunas de las madres que siguen esta práctica acostumbran a cubrir la placenta con piedras de sal y pétalos de rosa, con el objetivo de mantener un olor fresco.

El citado medio destacó el caso de Jolene Spies, una mujer de Nueva Zelanda que fotografió a su bebé conectado a la placenta, con el cordón umbilical formando la palabra “Love” (“Amor”, en español).

Cabe consignar que algunas etnias mantienen la tradición de honrar la placenta del recién nacido, como es el caso de los maorí, etnia proveniente de Polinesia y que está presente en varias regiones de Nueva Zelanda y Australia.

Por su parte, quienes critican esta práctica señalan que las personas que apoyan el nacimento Lotus se aferran a argumentos de carácter emotivos, más que a justificaciones comprobables. Añaden que puede ser peligroso mantener a un bebé unido a un órgano que pasa por un proceso de descomposición.

Para la obstetra Mara Dinsmoor de la Indiana University School of Medicine, mantener la placenta por algunos días puede ser un potencial “foco de infección”, agregando además que a su juicio, esta práctica no tendría ningún beneficio.

“Poco tiempo después del parto, los vasos umbilicales básicamente se destruyen. Es por esto que no tendrás nada bueno de mantener unido la placenta a través del cordón umbilical”, sostiene.

Fuente: Biobiochile 

Compartir

Más notas: