Niña con cáncer ganó batalla legal para congelar su cadáver

18 de noviembre de 2016

La Justicia británica autorizó la congelación del cadáver de una joven que lo solicitó antes de morir de cáncer con miras a resucitar gracias a los avances de la ciencia, una primicia legal.

Compartir

"Tengo solo 14 años y no quiero morir pero sé que voy a morir", escribió la joven londinense en su demanda. "Creo que el hecho de ser criogenizada me da una oportunidad de curarme y despertarme, aunque sea en varios cientos de años".

La muchacha recurrió a la justicia para asegurarse de que su madre, que apoyaba la idea, tuviera la última palabra sobre el destino de su cadáver, o sea que, en realidad, se trataba más de un conflicto familiar que científico, porque cientos de personas, incluso británicas, han sido congeladas.

Los padres de la chica están divorciados e, inicialmente, el padre se opuso a la idea, aunque durante el proceso acabó por aceptarla.

El juez de la Alta Corte Peter Jackson dictó sentencia a favor de la muchacha tras una audiencia privada en octubre cuyo resultado acaba de hacerse público. 

La joven demandante pidió que nadie envuelto en el proceso fuera identificado.

La chica estaba demasiado enferma para acudir a la Corte y murió poco después, conociendo la decisión favorable del juez, reveló su defensa. Su cadáver fue trasladado a Estados Unidos, donde existen centros dedicados a la conservación de los cuerpos con la esperanza de que la ciencia los resucite un día.

Cuando le comunicaron la decisión, el 6 de octubre, "estaba feliz", explicó su abogada, Zoe Fleetwood, a la BBC.

"Quería ver al juez, que la visitó al día siguiente. Charlamos tras el encuentro y ella lo describía como 'el señor héroe Peter Jackson'".

 

Compartir

Más notas: