Fuerte temporal daña cientos de viviendas en Itapúa

31 de octubre de 2014

Minutos después de las 15.00, un verdadero vendaval de lluvia y viento se abatió sobre la ciudad de Encarnación, ingresando desde el Paraná, cruzando prácticamente toda la ciudad y alrededores. Unas 100 viviendas quedaron afectadas.

Compartir

La localidad de San Juan del Paraná fue una de las más afectadas.

Varias unidades de autobombas y ambulancias comenzaron a hacer sonar sus sirenas, avisando su paso veloz hacia las zonas desde donde los vecinos pedían auxilio. 

"Encontramos en San Antonio de Ypecurú casas caídas, pero cuyos propietarios ya habían sido auxiliados por parte de sus propios vecinos, no se han registrado heridos, pero los daños materiales son cuantiosos", confirmaba el bombero voluntario Óscar Ríos, miembro de una de las unidades de rescate que salieron a auxiliar a la gente.

Mientras, sus compañeros trataban de despejar la calle que se encuentra al lado del Hotel Awa del barrio Quiteria, en donde se registraron caídas de árboles sobre el tendido eléctrico.

Quiteria, San Antonio Ypecurú, Itá Paso, Villa del Maestro, Caaguy Rory, estaban sin el servicio de energía eléctrica debido a la caída de una enorme cantidad de árboles sobre el tendido eléctrico.

100 viviendas afectadas

Informes preliminares en la ciudad Encarnación contabilizaron unas 100 viviendas con daños severos. Unas 40 familias perjudicadas estaban siendo trasladadas a un refugio en la Diben.

A pesar de la gran cantidad de daños materiales ocasionados, no hubo víctimas que lamentar. Los techos del edificio de Aduanas, como los del enorme tinglado del puerto de embarque de Encarnación en San Juan del Paraná resultaron con importantes destrozos, causados por un fuerte viento y lluvia, cuya violencia, de acuerdo a los testigos, no fue superior a los cinco minutos.

Esa cantidad de tiempo fue suficiente para ocasionar numerosos daños en distintos puntos de la ciudad, hacia la zona noroeste del distrito.

Árboles de gran tamaño cayeron también la localidad de San Juan del Paraná a unos 15 kilómetros de la ciudad de Encarnación.

Varias cuadrillas de la ANDE y empresas contratadas por la estatal, trataban de reponer el servicio eléctrico, pero la cantidad de cables caídos era muy importante.

Minutos después de las 19.00, una fuerte lluvia se abatía en la zona, complicando aún más la situación de familias que se vieron perjudicadas en la estructura de sus viviendas debido al desprendimiento de sus techos y estructura.

FUENTE: ÚH

Compartir

Más notas: