El método para calmar a tu mascota de los ruidos de fuegos artificiales

26 de diciembre de 2016

Estamos a menos de una semana para celebrar una nueva fiesta de año nuevo, fecha en que muchas familias se reunirán en torno a una cena para recibir la llegada del 2017.

Compartir

Y uno de los protagonistas esenciales de esta fecha son los fuegos artificiales, los que a pesar de ser sumamente esperados, en los animales tienen otro tipo de consecuencias.

Es probable que anteriormente hayas visto cómo tu perro se esconde debajo de un mueble o en algún rincón de la casa mientras se escuchan estos fuegos de artificio. Muchos especialistas han insistido en la necesidad de ayudar a nuestras mascotas para disminuir el pánico que esto genera.

Una de ellas es la experta en mascotas Linda Tellington-Jones, quien para esto ha dado a conocer un innovador método en el cual se le debe poner al perro un paño alrededor de su cuerpo.

Esto “estimula la circulación de la sangre del cuerpo y, por tanto, alivia las tensiones y reduce la irritabilidad”, sostiene Tellington-Jones.

En la publicación agrega que esta tela debe ser suave, y debe colocarse primero por el cuello para luego, tras unos pliegues, terminar con un nudo en la parte baja del lomo.

“La verdad es que no lo he probado directamente, sin embargo diversos colegas han señalado que es efectivo, hace que los perros andan mas tranquilos”, explicó Sebastián Lillo, veterinario de la Universidad San Sebastián.

Pero además el especialista destaca otro aspecto relevante frente al tema. “Desde mi punto de vista es más importante la crianza. Respecto al comportamiento de nuestras mascotas, éste depende de los dueños, ya que es posible que el perro tenga potencial de ser peligroso, pero con una buena enseñanza, cuidado, socializacion y cariño, este sera un fiel compañero y no provocara daños alguno”, precisó.

Si bien tanto los vendajes son una buena ayuda, “idealmente debieran ir de la mano de un tratamiento integral que aborde otros puntos y que se enfoque en tratar de cambiar la percepción que tiene el perro de los fuegos artificiales y la emoción que estos le generan”, agrega.

Compartir

Más notas: