4 señales inequívocas de que estás con la persona equivocada

26 de diciembre de 2016

Para que una relación prospere, ambos integrantes deben trabajar en ello y poner bastante de su parte. Pero si sientes que has hecho todo lo que has podido, y aún así no funciona, quizás simplemente no estás en la relación correcta.

Compartir

Así lo plantea John Kim, reconocido autor sobre libros de pareja y coach, quien escribió una columna en el portal especializado Psychology Today, quien invita a revisar algunas señales para identificar cuando una relación no es para ti.

 

De hecho, muchas veces ni siquiera se trata de que una de las personas no sea “buena”, sino que simplemente no se entienden bien.

 

“Mi propósito no es hacer que te sientas arrepentido por tu pasado o sientas pánico de tu relación actual. Es sólo un recordatorio para afilar tu radar. Eso podría significar tener conversaciones honestas con tu pareja o cambiar tu comportamiento”, expresa.

 

En este sentido, Kim indicó algunas señales de que no estás en la relación correcta.

 

1. Ya no te sientes como tú

“Todo lo que te ha gustado de ti, lo que eres, lo que te hace único, se ha ido o se ha desvanecido”, afirma.

 

“Desafortunadamente, esto sucede mucho en las relaciones. Ayudo a gente que pasa por esto todo el tiempo. Y sucede muy gradualmente, de lo contrario lo detendríamos de inmediato”, añade.

 

Kim explica que a veces, las parejas tratan de controlarnos y hacerlo pasar como amor. Con el tiempo, eso nos despoja de lo que somos o queremos ser. “Entonces un día, nos despertamos, nos miramos en el espejo y ya no nos reconocemos. Esto es una señal, una mala señal”, indicó.

 

El coach afirma que no significa que sea 100% culpa de la otra persona. “Puede que esto sea un patrón en todas tus relaciones, lo que significa que el común denominador eres tú. Porque es fácil perderse en nuestras relaciones”, asegura.

 

Esto suele suceder debido a una comprensión distorsionada del amor como sacrificio personal, en lugar de pensar en éste en términos de compromisos saludables y de crecimiento juntos, dice Kim.

 

“Si sigues la lógica de esta mentalidad, terminarás pensando en lo que aprendiste sobre la experiencia del amor, como lo haría un niño”, comenta el experto.

 

“La clave es ser consciente y trabajar en encontrarse de nuevo, no importa lo que se necesite”, puntualiza.

 

2. Estás constantemente tratando de probar tu valor

“Ya es bastante malo que tengamos que buscar constantemente nuestro valor en el mundo. Pero si también estamos haciendo esto en nuestra relación, hay algo que va muy mal. Ese es el único lugar donde no deberías probar tu valor”, asegura Kim.

 

“Pero, ¿cómo sabes si estás constantemente tratando de probar tu valor? En primer lugar, comienza por reconocer que hay una diferencia entre buscar la aprobación y la validación, que todos hacemos en cierta medida, y buscando probar que vales”, expresa.

 

Algunas muestras de que estás buscando constantemente tu valor en una relación son cuando:

 

– Sientes que tus ideas son derribadas.

– Tu pareja no apoya tus sueños.

– Rara vez puedes hablar de ti.

– Tu pareja te oye, pero no te escucha.

– Te sientes invisible.

 

“No es el trabajo de tu pareja hacerte sentir valioso, pero sí es su trabajo crear un espacio seguro donde tu valor sea estimulado y potenciado en lugar de ser ignorado o incluso derribado. Tu relación no debe hacer que te sientas invisible. Debe hacerte sentir invencible”, apunta el especialista.

3. Te sientes como si estuvieras presenciando una relación en vez de estar en una

“Muchas personas llegan a un estado en el que dejan que la vida pase por ellos en lugar de ellos hacer que las cosas pasen en la vida, verdaderamente comprometidos y viviendo en plenitud”, dice el coach, explicando que es como que dejas que la vida te lleve en lugar de vivir plenamente y tomar las riendas de tu vida.

 

Esto también puede ocurrir en las relaciones. “Conoces la relación pero ya no participas en ella. Sabes que estás en pareja, no solo. Sabes cuáles son las fechas importantes y cuándo debes comprar regalos. Conoces la rutina para la cena. Sabes lo que le gusta en la cama”, indica.

 

“Pero todo esto es información, no presencia. La relación ya no se basa en la pasión, se basa en rutinas. Si crees de corazón que esto se debe a él o a ella más que a ti, es una gran señal”, afirma el experto. Cuando te encuentras en este punto o haces algo para cambiar las cosas o das un paso al costado.

 

4. Terminaste contigo mismo

“En algún momento, terminaste la relación que tenías contigo mismo. Te rendiste. Y tal vez no lo sabes”, plantea Kim.

 

“Tal vez usted te convenciste de que esto es lo que parece una relación. Tal vez te dijiste a ti mismo que el ‘verdadero amor’ significa encontrar a alguien que te hace querer vivir más tiempo y ser una mejor persona. Y tal vez es así como justificaste el cambiarte a ti mismo para hacer que la relación funcione”, agrega.

 

Sea cual sea el caso, tú y tus necesidades ya no están en la ecuación, dice el profesional. Si esto es donde estás en tu relación, probablemente no estés destinado a estar con esta persona. En este punto, no se trata de señales. Se trata de por qué, señala el experto.

 

Si estas señales te hacen sentirte identificado, presta atención a qué está fallando en tu relación y averigua si es realmente lo que deseas en tu vida.

Compartir

Más notas: