Donald Trump prepara sus medidas más duras contra inmigrantes y musulmanes

26 de enero de 2017

El presidente de EEUU, Donald Trump, se prepara para suspender las medidas que protegen de la deportación a los jóvenes indocumentados, negar el ingreso a los extranjeros que son una «carga» para el estado y revisar la inmigración legal que «perjudique» a los estadounidenses, según documentos filtrados a la prensa.

Compartir

Trump también tiene previsto endurecer las condiciones de entrada a Estados Unidos de los habitantes de varios países de mayoría musulmana, según los borradores de cuatro acciones ejecutivas filtradas al portal de noticias "Vox" y publicadas en su web.

En la primera de esas órdenes, todavía pendiente de revisión por la Oficina Ejecutiva del presidente, Trump se propone cumplir una de sus promesas de campaña y derogar el Programa de Acción Diferida (DACA), que ha permitido frenar la deportación de 750.000 jóvenes indocumentados, conocidos como "dreamers" (soñadores).

El programa DACA, proclamado en 2012 por el expresidente Barack Obama, permitía a los jóvenes frenar su deportación, obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir, aunque establecía que para seguir gozando de estos beneficios los jóvenes debían renovar el permiso cada dos años.

En la orden de Trump, a la que accedió "Vox", se establece que los indocumentados ya no podrán renovar ese permiso, de forma que los jóvenes vuelven a un "limbo" legal que hace que en cualquier momento puedan ser expulsados al país del que salieron de niños y que en muchos casos ni siquiera recuerdan.

Según el documento, titulado "acabar las amnistías ejecutivas inconstitucionales" Trump permitirá a los jóvenes que ya se hayan acogido a DACA conservar su permiso de trabajo hasta que expire, en algún momento de los próximos dos años.

En otra de las órdenes ejecutivas obtenidas por "Vox", Trump restringirá la entrada al país a los extranjeros que supongan una "carga" para las arcas del Estado y deportará "lo más rápidamente posible" a aquellos que se hayan convertido en una "carga" y vivan de manera irregular en el país.

"Nuestras leyes migratorias deben asegurarse de que Estados Unidos no da la bienvenida a individuos que tienen probabilidades de convertirse o se han convertido en una carga para los contribuyentes", determina la orden ejecutiva, cuya autenticidad no ha confirmado la Casa Blanca.

En ese documento filtrado a "Vox", se pide la elaboración de un plan para combatir el "turismo de nacimientos", definido por el Gobierno como "aquel en el que los individuos viajan a EEUU para dar a luz" con el objetivo de que los hijos de extranjeros adquieran la ciudadanía estadounidense.

Compartir

Más notas: