Un puma agresivo obligó a cerrar las Cataratas del Iguazú

7 de marzo de 2017

Un puma que, al parecer, no le teme a la presencia de humanos, obligó al cierre provisorio del acceso de turistas a las Cataratas de Iguazú, lado argentino. Funcionarios iniciaron el rastreo del animal con la finalidad de capturarlo.

Compartir

El animal anda suelto y la medida se da tras la declaración de un turista misionero que se cruzó con el felino en un sendero y denunció que el animal estaba agazapado y con aparentes intenciones de atacar a uno de sus pequeños hijos.

Desde la empresa Iguazú Argentina, que tiene la concesión de los servicios en el área Cataratas, admitieron oficialmente que se detectó un "incremento en la agresividad del felino", según explica el medio argentino.

Autoridades señalan que se trata de un solo ejemplar. "Es un puma juvenil adulto, macho, que encontró su zona de confort en un lugar de uso público y a esta altura ya se convirtió en un animal-problema", sostuvo el intendente del Parque, Sergio Valdecantos.

Biólogos, especialistas y guardaparques -alrededor de 30 personas- iniciaron la búsqueda del puma este martes. El rastrillaje se mantendrá hasta las 20.00 y, en caso de no ser hallado, seguirá por un día más.

Compartir

Más notas: