Suspenden a sacerdote envuelto en escándalo

21 de junio de 2018

El padre Mario Riveros Guerrero de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Asunción, ya no podrá oficiar misa tras la suspensión que pesa sobre él por, presuntamente, haber mantenido relaciones sexuales.

Compartir

Según comunica el Arzobispado, una vez informado sobre el “escándalo”, el arzobispo Edmundo Valenzuela se constituyó en la oficina de Guerrero y le exigió su renuncia. Además, se procedió a la suspensión “ad cautelam” del mismo.

El sacerdote Nelson Acosta, vicario judicial del Arzobispado, dijo a Última Hora que el prelado no puede oficiar misa. “Él fue enviado a su casa”, señaló.

La suspensión del sacerdote se da en tanto duren las investigaciones del caso. Guerrero se expone a ser suspendido por tiempo indefinido en caso de comprobarse el hecho.

Compartir

Más notas: