Junio 03, 2019

Bebé arcoíris, siempre que llovió, paró

Hoy te contamos la historia de Nadia Guerrero, una mujer que lucha contra todo pronóstico, pues la fe y las ganas de ser madre la alientan a intentar todo.

Tras dos pérdidas de embarazo su doctor de ese entonces, le decía que era normal, hasta casi natural y que el no le podía ordenar la realización de otros estudios, si no hasta perder tres.Y así fue, luego de la tercera pérdida en lugar de cerrarse a todo, investigó hasta conocer lo que sucedía. Ingresó a un foro en Argentina y fue ahí donde empezó a leer sobre la trombofilia.

Las trombofilias son problemas de salud que aumentan sus probabilidades de tener coágulos sanguíneos anormales. Un coágulo de sangre (también llamado “trombosis”) es una aglutinación de sangre que se forma cuando la sangre cambia de estado líquido a sólido. El cuerpo normalmente produce coágulos de sangre para detener el sangrado después de sufrir una raspadura o corte. Si tiene una trombofilia, su cuerpo puede producir coágulos extra en sus vasos sanguíneos. Esto puede causar problemas de salud durante el embarazo. Según expertos el trastorno de la sangre puede ser hereditario o adquirido. 

En el momento que Nadia recibió como respuesta, "tenes que tener tres pérdidas para realizarte otros estudios" decidió cambiar de ginecólogo e investigar bien antes de buscar otro bebé. Ella no entendía por qué debía esperar tanto para conocer las causas del problema. Nos cuenta que el Dr.Guille Ramalho fue quien le pidió todos los estudios correspondientes para identificar el trastorno. Efectivamente tenía una mutación en la sangre que es la MTHFR C677T heterocigota, que si bien es común y la mayoría de la población la posee, en el caso de ella le causa abortos a repetición, y que la única manera de salvar a su bebé era con el tratamiento de aplicarse en la panza heparina (anticoagulantes) desde el positivo hasta parir, más el combo de vitaminas.

Luego de que ya conocía el trastorno no sabía si debía buscar otro bebé, pues eso implicaba la aplicación de dos vacunas por día para que su pequeño viva. Pero como ella misma nos dice, Dios le dio otra oportunidad de ser madre, si, quedó embarazada. Hoy ya va por los 6 meses de gestación, se encuentran en perfectas condiciones pues semana a semana van superando la travesía, "no niego que tuve mucho miedo, pero con el correr de los días y semanas las voy manejando mejor. Aquí estamos felices, pero sabiendo que aun nos falta mucho camino por recorrer".

Hace un año aproximadamente creó un grupo cerrado en facebook, que se llama "En busca del arcoíris" en la misma las madres interactúan, investigan y conocen más sobre el trastorno, "quiero ser la voz de aquellas mujeres que han vuelto a casa con los brazos vacíos y el corazón roto porque le dijeron el temido "no hay latidos ". Y más aún de aquellas que buscan su tan ansiado bebé de mil colores. Bebé arcoíris, siempre que llovió, paró".

Es importante destacar que el estudio para identificar el trastorno tiene un costo elevado, G. 4.000.000 aproximadamente. Actualmente el IPS y el Hospital Nacional de Itauguá ya cuenta con el mismo.

 

Compartir en Whatsapp
ESTO PASÓ POR TELEFUTURO