Julio 04, 2019

‘El Buen Doctor’ es “gente buena intentando hacer cosas buenas”

David Shore, creador del gran fenómeno televisivo.

Escribir para la televisión norteamericana en abierto tiene unas reglas muy concretas. Nada de lenguaje grosero y nada de desnudez son dos de las más conocidas. A David Shore, creador de El Buen Doctor y que el pasado 3 de julio cumplió 60 años, esas directrices no le quitan el sueño: “Si me dicen que no puedo contar una historia sí me molesta; no poder utilizar palabrotas o mostrar desnudos no. En algunos momentos sí me gustaría poder ser más desagradable en las escenas de quirófano, pero ésta no es una serie sobre lo monstruoso de la cirugía”. Según este veterano guionista, famoso sobre todo como creador de House, El Buen Doctor tampoco es una ficción cínica, sino “básicamente una serie sobre gente buena intentando hacer cosas buenas”.

Shore atiende a la prensa en pleno rodaje, vestido como viste un guionista muy ocupado: camiseta, sudadera, vaqueros, zapatillas y cara de cansado. El Buen Doctor está ambientada en Estados Unidos pero, como muchas producciones televisivas estadounidenses, por motivos fiscales se graba en Canadá, concretamente en Vancouver. Lo mismo ocurría con Bates Motel, la anterior serie de Freddie Highmore, que ha pasado de interpretar al joven Norman Bates a dar vida a Shaun Murphy, El Buen Doctor de esta adaptación de una ficción coreana.

Cuando es preguntado por la elección de Highmore como su protagonista, David Shore tampoco tiene problema en mostrar los funcionamientos de la industria televisiva y reconoce que fue una sugerencia de la cadena. Luego, tras reunirse con él, supo que era la opción perfecta: “es un actor muy sutil, lo cual era fundamental para este papel. Es muy fácil interpretar mal a Shaun Murphy”.

Y es que, por si queda todavía alguien que no lo sepa, Shaun Murphy, además de joven y médico, es autista. O mejor dicho, está en el espectro del autismo. Shore, que admite no tener “más conocimientos médicos que los que he aprendido para escribir guiones”, no sólo se ha documentado mucho al respecto sino que tiene asesores expertos contratados. “La serie sería un fracaso si no fuese un retrato honesto y real”, dice. E insiste en que “el personaje no tenía que ser sólo esa-persona-con-autismo, sino un ser humano tridimensional para que, a partir de determinado punto, el espectador lo vea como simplemente eso: una persona que resulta que padece autismo”.

Porque, según él, “uno de los aspectos importantes de El Buen Doctor es que humaniza el autismo”. También que su protagonista “no representa a todas las personas con autismo. Tiene defectos y se equivoca, como todo el mundo”.

“Uno podría pensar que ésta es una serie sobre Shaun Murphy intentando llevar una vida más o menos normal, pero es más una serie sobre Shaun Murphy descubriéndonos la hipocresía que todos tenemos dentro”. En eso, El Buen Doctor tiene mucho en común con House aunque, según el responsable de ambas, su médico autista actual lo que quiere es “comprender los porqués” de los comportamientos humanos. El guionista confiesa estar “más cerca de House… pero es mucho más agradable convivir ahora con el doctor Murphy”. ¿La conexión entre ambos personajes?: “me gusta poner en el centro de la serie a alguien que ve el mundo de otra manera”.

“No pensaba hacer otra serie sobre médicos tan pronto”, dice Shore, “pero también es cierto que la medicina es sólo un tema, no un género. House, Anatomía de Grey, El Buen Doctor… son todas series muy distintas”. Igual que Gregory House y Shaun Murphy son parecidos y a la vez muy distintos. Si se cruzasen “sería como si juntas materia y antimateria”.

 

¡Mirá en Telefuturo desde el martes 09 de julio el super estreno de El Buen Doctor a las 23hs!

Fuente: fueradeseries.com
Compartir en Whatsapp
ESTO PASÓ POR TELEFUTURO