Julio 31, 2019

Los niños no conocen fronteras

Dos arquitectos crearon una instalación artística, compuesta por varios balancines de juegos infantiles, que fueron instalados a través de los listones de acero de una sección del muro fronterizo en Sunland Park, Nuevo México.

En imágenes se ve a los niños como sonrien y estallan en alegres carcajadas mientras suben y bajan en tres balancines rosados. “Es una gran muestra de creatividad que aprovecha al máximo el muro construido entre nosotros, esto evidencia que las personas que viven en la frontera se llevan bastante bien a pesar del muro”, mencionó Javier Perea, alcalde de Sunland Park.

Rael, profesor de arquitectura en la Universidad de California, Berkeley, y Virginia San Fratello, profesora asociada de arquitectura en la Universidad Estatal de San José, diseñaron originalmente su “Muro Teeter-Totter” en 2009.

 

Compartir en Whatsapp
ESTO PASÓ POR TELEFUTURO

  LO MÁS LEIDO EN LA SEMANA

Encontranos en Youtube: