Médico de Maradona cuestiona actuar de neurocirujano y psiquiatra

5 de febrero de 2021

Declaró ante fiscales y puso en duda varios aspectos de lo que fue su atención.

Compartir

Durante 31 años, Alfredo Cahe fue el médico de cabecera de Diego Armando Maradona. En el medio de la investigación sobre su muerte, expuso ante la Justicia que el fallecimiento del ídolo pudo haberse evitado.

El médico declaró ayer 4 de febero frente a un equipo de fiscales de San Isidro que impulsan la investigación complicando al neurocirujano Leopoldo Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov.

“Por lo que trascendió de la autopsia la muerte se produjo por una insuficiencia cardíaca y renal. Ese resultado era totalmente evitable. Con un correcto seguimiento y control era evitable”, afirmó Cahe, según informa infobae. 

También expuso que la casa del country ubicado en San Andrés de Tigre donde Maradona falleció no era el lugar ideal. "Él debía estar en terapia intensiva con control de neurocirujanos, terapistas, con control del corazón constante y continuo. Era la única opción”.

“Es muy simple detectar que hubo negligencia, nunca fue controlado. Básicamente fue por la falta de control y la no ingesta de medicación cardíaca. Diego tenía que tener un control médico clínico permanente”.

“La actitud de Leopoldo Luque no era normal, todo era muy improvisado. Las anormalidades son muy groseras al menos desde mi punto de vista”, agregó.

Puso en duda también el actuar de la psiquiatra cuando dijo: “La medicación psiquiátrica, si es la que trascendió, le exprimió el corazón”.

“Él debía estar monitoreado constantemente y evidentemente no pasó. No es coherente sacarlo de un sanatorio como IPENSA, llevarlo a una clínica y después a la casa. Es decir, fueron disminuyendo de calidad de atención y controles pese a su delicado estado de salud. Es lo que se nota a todas luces”.

Compartir

Más notas: