Sospechan que el vídeo del Estado Islámico con los rehenes japoneses estaba manipulado

21 de enero de 2015

A juicio de los expertos, las imágenes podrían estar manipuladas como la poco creíble iluminación y la rigidez de las expresiones de los rostros de los rehenes.

Compartir

El vídeo difundido por el Estado Islámico (EI) en el que los yihadistas exigían 200 millones de dólares a cambio de la vida de dos rehenes japoneses podría estar manipulado, según expertos informáticos nipones.

El grupo yihadista difundió el martes un vídeo a través de internet, en el que daba un ultimátum de 72 horas al pueblo japonés para que presione a su Ejecutivo para que pague esa cantidad al EI con el fin de salvar las vidas de los rehenes.

En el vídeo, los dos secuestrados, identificados como Haruna Yukawa y Kenji Goto, aparecen arrodillados y vestidos con el mono naranja que ya es frecuente en las cintas del grupo. Junto a ellos aparece un combatiente encapuchado que exige en inglés con acento británico al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, el rescate y le culpa por haber ofrecido 200 millones de dólares de ayuda a los países que colaboren en la lucha contra el EI.

A juicio de los expertos, existen elementos que hacen sospechar que las imágenes podrían estar manipuladas como la poco creíble iluminación y la rigidez de las expresiones de los rostros de los rehenes.

Para el profesor asociado de la Universidad Politécnica de Tokio, Tsuyoshi Moriyama, experto en procesamiento de datos de imágenes, esto sugiere que puede ser una combinación de escenas grabadas por separado.

Fuente: abc.es

Compartir

Más notas: