Alemanes fueron ejecutados por el EPP

29 de enero de 2015

Los Natto fueron hallados con disparos. El esposo abrazaba a su pareja. La posición de los cuerpos hace presumir que fueron obligados a arrodillarse antes de ser baleados.

Compartir

El grupo armado EPP, ejecutó anoche a Robert y Erika Natto, propietarios del establecimiento Luisa Ganadera, en una zona boscosa de Azotey, Departamento de Concepción. Los esposos habían sido raptados en horas de la tarde por la banda armada.

Una de las patrullas desplegadas por la Fuerza de Tarea Conjunta seguía de cerca anoche rastros de cuatro de los integrantes del EPP, quienes llevaban consigo a la pareja de alemanes, cuando oyeron disparos cercanos.

Unos 200 metros más adelante, la patrulla se topó con los cuerpos de los estancieros (ambos de nacionalidad alemana). 

Los Natto fueron hallados con disparos. En la espalda el hombre de 60 años y entre el cuello y la cabeza, la mujer, de 53 años. El esposo abrazaba a su pareja. La posición de los cuerpos hace presumir que fueron obligados a arrodillarse antes de ser baleados.

La ejecución se habría producido porque los miembros del EPP veían retrasada su marcha por el andar, sobre todo de la mujer, quien padecía de una enfermedad.

Esta madrugada, forenses de las investigación examinaban los restos.

secuestro. Robert y Erika fueron interceptados con otras 4 personas, con quienes antes estaban vacunando ganado en la estancia Ganadera Luisa, en Azotey. Allí secuestraron a los extranjeros; mientras que dejaron abandonados en una zona boscosa al administrador de la finca, a dos menores de edad y a un fiscalizador de Senacsa.

Esto fue confirmado en horas de la noche de ayer por el fiscal general del Estado, Javier Díaz de Verón, y la fiscala Sandra Quiñónez, quien investiga el caso. Ambos fiscales mencionaron que, según los testimonios realizados por los liberados, los captores de la pareja de extranjeros son integrantes del EPP. 

En ese sentido, el ministro del Interior, Francisco De Vargas, también confirmó esta versión, de que se trata del mismo grupo que el domingo pasado atacó la estancia La Gringa, ubicada en Yby Yaú, a unos 8 km de la estancia Ganadera Luisa. 

En sus testimonios ante los investigadores, los cuatro liberados manifestaron haber reconocido entre sus captores a Antonio Bernal Maíz, Rubén Darío López Fernández, alias Loro, que se había fugado del penal de Concepción, y Esteban Marín, mientras que a un cuarto hombre no lograron identificarlo. Los investigadores presumen que el secuestro estuvo encabezado por Alejandro Ramos, uno de los cabecillas del grupo armado.  

la denuncia. Según la denuncia realizada por Isidra Cañiza de Candia, los alemanes secuestrados acompañaron a Jorge Candia (esposo de la denunciante), su hijo de 17 años, un sobrino de 15 años y el fiscalizador de Senacsa a realizar vacunación del ganado. Todos ellos salieron del casco central de la Ganadera Luisa a las 8.30, y se trasladaron unos 8 km, donde está el retiro Erico, lugar donde se realizaron los trabajos.

 La comitiva debía volver al casco central para almorzar a las 13.00, sin embargo, nunca volvieron, lo que llamó la atención de la denunciante.

Debido a ello, otro sobrino de Isidra salió a hacer un recorrido por el establecimiento y cerca de las 16.00 encontró abandonada la camioneta en que se trasladaron la pareja de alemanes y los funcionarios, al costado de la ruta, en una zona boscosa. Posteriormente, este sobrino y su tía realizaron la denuncia en la comisaría de Azotey por desaparición de personas. 

Tras la denuncia, personal de la FTC llegó hasta el establecimiento ubicado en el km 392, de la ruta 3, y realizaron un rastrillaje. A pocos metros de ingresar en el espeso bosque, hallaron al administrador de la estancia, a los dos menores y al inspector de Senacsa, no así a la pareja.

Fuente: ultimahora.com

Compartir

Más notas: