Fumar también afecta la memoria, el lenguaje y la percepción

15 de febrero de 2015

Las sustancias químicas del cigarro reducen el espesor de la corteza cerebral y en especial la capa del cerebro que es responsable de una gran parte de nuestra identidad.

Compartir

Normalmente el fumar es ligado con enfermedades como el cáncer o problemas serios en los pulmones o el corazón. Pero un nuevo estudio realizado por científicos en Montreal, Canadá, y Edimburgo en Escocia, ha descubierto que el cigarro afecta además, la capa cerebral responsable de la memoria, el lenguaje y la percepción.

 La materia gris

Los científicos estudiaron Imágenes de Resonancia Magnética de 224 hombres y 260 mujeres, con una edad media de 73 años, y de los cuales la mitad son hoy día o fueron en el pasado, fumadores. Posteriormente analizaron como el hábito de fumar afecta el espesor de la corteza cerebral.

 'Es importante saber qué es lo que podemos asociar con tener un cerebro saludable al envejecer. Y encontramos que hay una pequeña conexión entre tener una materia gris más delgada en algunas regiones", dijo el Profesor Ian Deary de la Universidad de Edimburgo, quien lideró la investigación.

Pero no todo parece ser malas noticias para el fumador, si consigue dejar el cigarro.

"Encontramos también datos que parecen sugerir que si se deja de fumar, esto podría permitir a la corteza cerebral recobrar algo de su espesor, aunque necesitamos realizar más estudios para corroborarlo", añadió el Profesor Deary.

 

Otra razón para no fumar

Sin embargo, esta recuperación en el espesor de la materia gris parece ser extremadamente lenta.

 A pesar de haber dejado de fumar hace 25 años, aquellos que tomaron parte en el estudio y que en algún momento fueron fumadores empedernidos, seguían mostrando una corteza cerebral delgada.

 'Los fumadores deben ser informados que los cigarros bien podrían acelerar el adelgazamiento de la corteza cerebral, lo que puede llevar a su vez a un deterioro cognitivo', dijo otro experto, el Dr. Sherif Karama, de la Universidad de McGill.

FUENTE: Televisa

 

Compartir

Más notas: