Negó a su novio para salvarle la vida

16 de febrero de 2015

Kayla Mueller y el gesto de amor que salvó a su novio sirio del Estado Islámico. La rehén estadounidense negó ser esposa de Omar Alkhani, su novio, para protegerlo del ISIS. Hace una semana la mujer fue asesinada por el grupo terrorista.

Compartir

Entre su vida y la de su novio, prefirió proteger la de su novio.

Ese fue el gesto de amor que realizó la rehén estadounidense Kayla Mueller quien fue ejecutada hace una semana por el Estado Islámico.

La mujer fue capturada junto a su pareja, el sirio Omar Alkhani, en agosto de 2013, cuando se dirigían a la ciudad de Alepo para registrar los graves hechos de violencia en esa zona.

Cuando iban a bordo de un taxi, fueron secuestrados por un grupo del ISIS.

Fue durante el cautiverio de ambos que Mueller fue enfrentada por el "juez" del ISIS, quien le prometió no herir a su novio si le contaba la verdad.

Según relató Alkhani al diario británico Daily Mail, la idea era que la mujer manifestara ser su esposa, apelando a que "ellos no dañarían a la esposa de un hombre musulmán".

Sin embargo, para protegerlo, Mueller aclaró que Alkhani era su novio y no su marido, provocando que el hombre fuese llevado a otra celda individual por sujetos enmascarados.

Tiempo después el joven fue liberado al ser considerado "un sirio de poco valor", pero mantuvieron a la estadounidense como rehén.

"Porque soy sirio y no un espía, y ella era mi esposa, tendrían que haberla dejado en libertad. Yo fui a buscar a Kayla para llevarla de nuevo conmigo, pero ésa fue la última vez que la vi", contó Alkhani al medio británico sobre sus intentos por volver a ver a su novia.

El pasado 10 de febrero la Casa Blanca confirmó que Kayla Mueller falleció a manos del grupo extremista.

Fuente: 24horas.cl 

Compartir

Más notas: