Japón ejecuta en la horca a un condenado a muerte

25 de junio de 2015

El ejecutado es Tsukasa Kanda, de 44 años, condenado por el asesinato de una mujer de 31 años cometido en la ciudad de Nagoya en agosto de 2007.

Compartir

EFE.

Japón ejecutó en la horca a un condenado a muerte en lo que supone la décimo segunda pena capital que se aplica desde la llegada al poder en 2012 del primer ministro conservador Shinzo Abe, según confirmó el Ministerio de Justicia nipón.

El reo ejecutado hoy, cuya identidad aún no ha sido desvelada por el Gobierno japonés, es el primero en ser ajusticiado desde que se les aplicara el 29 de agosto de 2014 la pena capital a dos hombres condenados por asesinato.

El ejecutado es Tsukasa Kanda, de 44 años, condenado por el asesinato de una mujer de 31 años cometido en la ciudad de Nagoya en agosto de 2007.

Kanda y otros dos cómplices, condenados a cadena perpetua, asaltaron a primera hora del 25 de agosto de 2007 a Rie Isogai, una oficinista de 31 años.

Tras esposarla y meterla en una furgoneta, le sustrajeron el dinero en metálico que llevaba y cuando la mujer trató de huir, Kanda acabó con su vida golpeándole la cabeza repetidas veces con un martillo.

Ese mismo día uno de los dos cómplices llamó a la policía y confesó el crimen y en 2009 un tribunal de Nagoya condenó a Kanda a la pena capital.

Japón es junto con Estados Unidos es el único país industrializado y democrático que mantiene la pena de muerte, la cual cuenta en el país asiático con el apoyo de un 85 por ciento de la población, según las últimas encuestas.

Compartir

Más notas: