Discurso del papa Francisco en el litoral del Palacio de López

10 de julio de 2015

El papa Francisco abogó en su primer discurso en Paraguay por un desarrollo económico que alcance a los más débiles y desafortunados. También hizo referencia al sufrimiento al que fue sometido el pueblo paraguayo desde su independencia.

Compartir

Francisco dio un mensaje en el Palacio de López y destacó la capacidad de recuperación del pueblo paraguayo ante la adversidad.

Reafirmó su parecer de que la mujer paraguaya es la “más gloriosa de América”. Sobre sus hombros de madres esposas y viudas han llevado el peso más grande, han sacado adelante a su familia y al país”, apuntó.

“Un pueblo que olvida su pasado no tiene futuro, la memoria sentada firmemente sobre la justicia transforma el pasado en fuente de inspiración”, destacó.

“Paraguay es conocido como ‘corazón de América’ no solo por la posición sino por la calidez y cercanía de su gente”, añadió con relación a la calidad de las personas en el país.

“El amor tiene que ser el impulso para crecer en gestiones transparentes y que luchan contra la corrupción se que existe una firme voluntad de desterrar la corrupción”, apuntó con relación a la realidad que vive el país.

“Sé que han dado pasos importantes en el campo de la educación y la sanidad, que no cese”, expresó al tiempo de afirmar desea que ya no haya víctimas de la corrupción, narcotráfico y la violencia.

Compartir

Más notas: