La ciudad de Nueva York pretende convertir los cubos de basura en nodos Wi-Fi

16 de julio de 2015

Los cubos de basura van a tener a partir de ahora más usos de los habituales: Bigbelly ha alcanzado un acuerdo con las autoridades de Nueva York para implantar basureros con capacidades de servidor Wi-Fi.

Compartir

Estos cubos, además, detectan tanto si están llenos o vacíos como si se llega oler de manera excesiva. Las pruebas realizadas han tenido éxito y la señal emitida era buena. 

Según Jeremy Schneider, jefe de tecnología de la administración neoyorkina, la conexión se movía entre los 50 y los 75 megabits, «lo suficiente para un pequeño negocio». Además, a pesar de estar dentro de estos cubos no se pierde la señal y como están al nivel de la calle no interfieren con los rascacielos.

Estos «basureros inteligentes» permiten digitalizar además los datos, y transferirlos rápidamente a los servidores centrales. Esto agiliza la gestión de recursos y también optimiza la recogida de basuras. 

Según Leila Dillon, vicepresidente de marketing de Bigbelly, «somos una plataforma tecnológica conectada con soporte de tecnología renovables que busca estar donde la gente está». Muchos de estos contenedores digitales funcionan con energía solar, buscando una gestión de recursos totalmente ecológica. A lo largo de este año se harán más test piloto, ya que pretenden expandir el servicio con publicidad y acuerdos relativos.

Bigbelly se enfrenta además a muchas empresas que pretenden llevar el Wi-Fi a la ciudad de los rascacielos. El ayuntamiento, de hecho, quiso adaptar muchas de las cabinas telefónicas a nodos Wi-Fi para ayudar con la expansión de esta tecnología. 

Fuente: Abc.es 

Compartir

Más notas: