Ordenan cierre de subcomisarías en el norte del país

19 de julio de 2015

Como medida de seguridad, la Policía dispuso que las bases con menor cantidad de agentes estén cerradas a la noche para no ser blanco fácil. Uniformados se concentrarán en una comisaría aledaña.

Compartir

Ante la serie de ataques por parte del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), varios puestos policiales y subcomisarías del Departamento de San Pedro cerrarán sus puertas a la noche y quedarán sin personal para evitar ser blanco fácil. Esto lo confirmó el subcomandante de la Policía Nacional, comisario general Luis Marecos.

Desde el pasado domingo hasta el viernes fueron ejecutados 5 policías y se incineraron dos patrulleras de dos puestos policiales ubicados en zona consideradas de riesgo. Los caídos fueron los suboficiales Adalberto Candia y Egidio Ramón Chávez, del puesto policial de Aguará, y los suboficiales Agustín Romero, Crispín Rojas y Roque Salinas, de Yaguareré Forest.

"Ante esta situación y para precautelar ante todo la vida del personal policial vamos a pedir que donde existen dos, cuatro o seis efectivos policiales cierren sus bases en horas de la noche y se trasladen a las comisarias aledañas. No podemos seguir permitiendo que estos asesinos sigan segando vidas inocentes con el objetivo de tener prensa", indicó el subcomandante, quien está en la zona de conflicto.

Tras el atentado del 21 de setiembre del 2011 a la subcomisaría de Capitán Giménez, donde fueron acribillados los suboficiales Salvador Fernández Fernández y Vicente Ignacio Casco, también se había adoptado una medida similar. El entonces director de Zona Policial de Concepción, comisario general Carlos Aguilera había dispuesto que antes de las 18.00 las bases pequeñas cierren y los agentes se agrupen en las comisarías de Arroyito y Horqueta.

ÚH.

Compartir

Más notas: